Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


El arte es una forma de hacer (no una cosa que se hace), de Andrea de Pascual y David Lanau

Reflexiones a partir de una conversación de Luis Camnitzer y María Acaso

Catarata

Jueves, 15 de noviembre de 2018, 19.00 La Central del Museo Reina Sofía
Participan Andrea De Pascual y David Lanau, miembros del colectivo Pedagogías invisibles, y María Acaso, actual Jefa del Área de Educación del Museo Reina Sofía.

Este libro es fruto del entrelazamiento de cuatro voces. Su origen se sitúa en una conversación que mantuvieron María Acaso y Luis Camnitzer una mañana de febrero de 2015 en Medialab-Prado. Se trataba del primer encuentro en persona de dos de las figuras que más han contribuido a cuestionar y replantear el papel y las relaciones entre el arte, la educación y el conocimiento desde el Art Thinking. Junto a ellos, Andrea De Pascual y David Lanau ofrecen en estas páginas una versión reelaborada y amplificada de aquella conversación.

Desde sus inquietudes y experiencias como “arteducadoras” en el colectivo Pedagogías Invisibles, recogen las reflexiones de Acaso y Camnitzer y aportan la necesidad urgente de incorporar procesos de pensamiento artístico en lo social para incidir en un sistema que está en crisis y sigue anclado en paradigmas que ya no sirven. El arte es una forma de hacer (no una cosa que se hace) se refiere de modo explícito al convencimiento de que el pensar es indisoluble del hacer y de que lo que aprendemos y desaprendemos se ve reflejado directamente en nuestra forma de actuar en el mundo.

Esta obra indaga en las tensiones que atraviesan las relaciones entre el arte y la educación, y analiza cómo sus aparentes dicotomías pueden ser trascendidas para ubicarnos en nuevos territorios de pensamiento y acción. Aparecen así cuestiones como el carácter desordenado e “indisciplinado” del conocimiento; la delincuencia o desobediencia ligadas a las figuras de artista y docente; el potencial de la ignorancia activa para fomentar el autodidactismo; la necesidad de crear espacios alternativos al inmovilismo institucional, etc. Con ello, De Pascual y Lanau han querido mostrar cómo la hibridación de estas dos disciplinas, arte y educación, puede servir de catalizador para la innovación pedagógica, el pensamiento crítico y la transformación social.
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �