Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


La Central de Callao

Fat City, de Leonard Gardner y NOG Rudolph Wurlitzer

Underwood

Martes 28 de febrero de 2017, 19h La Central de Callao
Celebranos el nacimiento de la editorial Underwood con la presentación de su primera publicación Fat City, de Leonard Gardner y NOG de Rudolph Wurlitzer

Traducción de Rubén Martín Giráldez
 
Fat City
Ambientada en la deprimida localidad de Stockton (California), Fat City es el retrato descarnado de una serie de personas, en palabras de Gardner, «aplastadas por la monumental desdicha del presente». Los cabezas de cartel son dos boxeadores que recorren sendas paralelas hacia la ruina: por un lado, Billy Tully, un cansado púgil de veintinueve años que reparte su tiempo entre bares, hoteles mugrientos y deshumanizadores trabajos a jornal; por otro, Ernie Munger, un mediocre aspirante a profesional de dieciocho años con pocas perspectivas de futuro, responsabilidades crecientes y ambiciones que se van desvaneciendo. Cada uno de ellos es un reflejo deformado del otro: Tully ve quién era; Ernie, en quién se convertirá.

Leonard Gardner (1933) nació y se crio en Stockton (California). Trabajó de aparcacoches para financiarse la escritura de un libro que lo captura todo sobre el mundo que conoce: los combates de boxeo amateur, los gimnasios y los baretos de mala muerte de su ciudad. En 1970 recibió la Guggenheim Fellowship y quedó finalista del National
Book Award junto con Kurt Vonnegut. La última gran obra maestra de John Huston fue la adaptación de Fat City a cargo del propio Gardner. Actualmente reside en Marin County y está puliendo su segunda novela.

NOG
Armado con tres recuerdos precarios y un pulpo artificial metido en una batisfera, Nog —el hijo alucinado de Molloy, Malone y Murphy, como si dijésemos— deambula por el desierto del sur de California narrando y borrando el rastro de lo narrado hasta el punto de hacernos dudar de si el desfile de personajes de estrambote, rocambole y astracán no será una ilusión del protagonista, que parece usurpar sucesivamente las memorias y vivencias de todo aquél con quien se topa. Entertainer a su pesar y contranarrador, soplón recién salido de media vida de voto de silencio, Nog se deja la piel de la lengua en este comunicado, un western de peyote en la mente de Buster Keaton.

Rudolph Wurlitzer. A lo largo de cuarenta años, el novelista y guionista Rudolph Wurlitzer (Cincinnati, Ohio, 1937) ha ido echando mano de una sorprendente variedad de influencias —los westerns de John Ford, Ludwig Wittgenstein, el nouveau roman, la brutal historia de la expansión norteamericana—. Ninguna de las películas que escribió reventó las taquillas, y muchos de sus guiones no llegaron a rodarse, pero goza de una reputación que lo describe con superlativos: es único, hace su propio género. Underwood no rescata el debut novelístico de Wurlitzer, se limita a señalar dónde ha vuelto a aparecer.

Evento en Facebook
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �