Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Annie Le Brun

Lo que no tiene precio

27.12.2018
Parece que no reparamos en el alarde del dinero, cuando celebra lo que se complace en destruir. A esto se refiere Annie Le Brun en un momento del libro, cuando menciona que el premio Nobel lo creó un fabricante de armas. Pero una omnipotencia similar se vería reflejada en dinámicas contemporáneas de grandes empresas, marcas de lujo y fundaciones que, por razones varias y no siempre manifiestas, se vinculan al arte sin ningún tipo de decencia. En este libro, en el que la autora critica el vínculo entre arte contemporáneo y el mercado del arte, se arremete contra el afeamiento del mundo que propicia el capitalismo y la desensibilización e indiferencia que genera en nosotros.

Porque Annie Le Brun también nos exhorta a no permanecer indiferentes, a no ser cómplices del cinismo de estas empresas, artistas e incluso críticos e intelectuales, que ignoran la corrupción y la esclavización (no sólo la que ejercen repetidamente multinacionales) que imperan en esta época. La autora, citando unas palabras del poeta Ossip Mandelstam, entiende que la poesía debe sacudirnos porque la fealdad no es neutra, como sostenía William Morris, sino que degrada al ser humano. A través de este libro tan bien escrito, aunque se pueda discrepar en ciertos aspectos, se defiende, al fin y al cabo, una cierta poética de la vida y esa belleza de la que habla Victor Hugo, “el infinito contenido en un contorno”.

Sergi Álvarez Riosalido
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �