Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Emmanuel Carrère 

El bigote

01.10.2014
No todo son casos “reales” de asesinos mentirosos, ni biografías familiares o de escritores de ciencia ficción, ni ucranianos que quieren derrocar a Putin después de vivir una vida de aventuras por Europa y Nueva York. La locura también puede aparecer en actos tan domésticos como afeitarse el bigote.
Esta acción, que a partir de ahora nunca será banal para quien lea el libro que tenemos aquí, puede desencadenar giros fatales. Parece que todo empieza con una broma (gracias al pulcro trabajo del narrador): nadie se quiere dar cuenta de que ese bigote ya no está, porque, de hecho, todos te dicen que nunca estuvo. Pero tú sabes perfectamente que ese bigote te ha acompañado siempre. ¿O no? Ya no estás seguro de qué pensar, o qué piensan los demás; la realidad se desmorona en una espiral de locura que es imposible parar. Porque si hechos cotidianos como afeitarse, tu pareja, el trabajo o las cenas con amigos devienen absurdas, ¿qué nos queda?

No es común reír y pasar miedo en una misma nouvelle, pero en este caso el humor negro se mezcla con el thriller más oscuro para dar paso a una especie de fábula existencial tan incómoda que no es fácil de olvidar. Porque el viaje al infierno no tiene billete de vuelta. Porque uno no puede salir indemne de quedarse sin bigote. 

Añade un comentario:


Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �