Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Iván Gómez Avilés

Esoterismo y arte moderno. Una estética de lo irracional

23.02.2019
La relación entre arte y esoterismo ha sido una cuestión desplazada a una posición marginal, lo que supone una postura razonable ya que la entrada en el campo de lo sobrenatural e irracional puede despertar escepticismo.
 
Sin embargo, la presencia de las ciencias ocultas ha existido siempre. Se remonta a la Grecia Clásica, no obstante, ha estado continuamente silenciada, bien por las religiones imperantes, bien por el pensamiento racionalista oficial. Únicamente en momentos de crisis social y cultural aflora este pensamiento mágico como consecuencia del desencanto de una sociedad que, ante un mundo convulso e inestable, busca refugio en un conocimiento alternativo.
 
La Primera Guerra Mundial y la enorme crisis de valores que trae consigo sitúa la figura del artista en una posición predominante pues debe, a través de su arte,  trascender el mundo material y contribuir a transformar la sociedad. Nace el artista como profeta, alimentado por el ocultismo que le otorga el poder de hacer visible ante los demás aquello que solo el puede ver. No solo es innegable la importancia que el esoterismo tuvo en el arte moderno sino que en muchos casos es concluyente para comprender la obra de determinados artistas clave de las vanguardias.
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �