Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Roberto Saviano

La banda de los niños

04.09.2017
Quien visita Nápoles se encuentra con una ciudad imprevisible, sin medida, siempre un paso más allá de lo imaginable, de una belleza desaliñada, impregnada de barroco, violencia y corrupción. Este es el escenario por el cual se ha movido desde pequeño Saviano, el entorno ideal para sus dotes de narrador y su capacidad deslumbrante para dar veracidad a las situaciones más sórdidas.

Aquí un grupo de chavales de barrio que en su cotidianidad pasan de pequeños delincuentes a delfines del crimen organizado: salen de callejones estrechos a golpe de gas, con ropa de marca llamativa y actitud arrogante, sin amistades ni remordimientos, sin ningún interés por la vida, ni la propia ni la de los demás, pendientes de imponerse y atemorizar al vecindario, capaces de convertir una verbena en un campo de tiro, de extorsionar por un comentario en Facebook, rendidos a la ostentación de las drogas, con el único aliciente de driblar la muerte o la cárcel.

A ritmo de película, de serial o, por supuesto, de tarantela, la devastación de estos chicos que relata Saviano nos sacude la conciencia, pero Nápoles lo engulle todo, la miseria, la juventud, la suerte , las iglesias, las plazas, la risa, la piedad, los crímenes, las lágrimas, la suciedad, la comedia, todo cabe entre el mar y el volcán.

Temas relacionados:

Bibliografías:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �