Diario de lectura
Blog de La Central

Notas y reflexiones de nuestros libreros sobre lecturas, reediciones, novedades, proyectos editoriales y otros acontecimientos relacionados con el mundo del libro y las humanidades


  • Archivo Bolaño

    Carles Masdeu

    BOLANO

    Que la literatura y la poesía de Roberto Bolaño (1953-2003) tienen una trascendencia que va mucho más allá del valor estrictamente literario, y que aunándose constituyen un manifiesto total en el que tienen cabida propuestas estético-políticas y morales de un posicionamiento vigoroso y radical, es algo indiscutible o lo va sabiendo, poco a poco, todo el mundo. Lo que quizás no sabe todo el mundo y debería saber es que con motivo del décimo aniversario de la muerte del escritor, el CCCB ha inaugurado en Barcelona una primera muestra de su archivo personal -se puede visitar desde el 5 de marzo al 30 de junio de 2013-: una cuidadosa extensión de su archivo familiar -objetos, cuadernos, recortes de periódico, escritos inéditos- además de una avispada puesta en escena por parte del comisariado: Juan Insua y Valerie Miles. La muestra constituye un archivo de rincones poco iluminados, de luces tenues y sonidos que parecen sacados de las alcantarillas o de los tubos de supervivencia del propio escritor: símbolos y más símbolos. Pistas para un policía. Quizás para un amigo. Rastros de intimidad y de cuadernillos con una letra milimétricamente ordenada que reta a la exposición en el siglo XXI. Pero volvamos a la propuesta estético-política del escritor. Justo al inicio del recorrido nos encontramos ya con algunas de sus obsesiones: un material audiovisual que mezcla escenas de la masacre de Tlatelolco, la caída de Allende y <i>El triunfo de la voluntad</i> de Riefenstahl. La violencia, el totalitarismo y la exploración del mal, unidos al maltrato de la historia latinoamericana más reciente preocuparon siempre al escritor chileno, y fueron motivos de peso en <i>Estrella distante</i>, <i>La literatura nazi en América</i> o en <i>2666</i>, y en muchos otros libros más, pues la obra de Bolaño se ramifica constantemente y sus motivos aparecen y desaparecen ahora aquí ahora allá. Importante: el trauma y el rencor hicieron que Bolaño fuese un desvergonzado deseoso de escapar de “la vergüenza psicopatológica de su país” –y de eso encontramos numerosos ejemplos en una recopilación de escritos que editó el crítico Ignacio Echevarría y que se llama <i>Entre paréntesis</i> o en alguna de las entrevistas en formato digital accesibles en este archivo-, el Chile nocturno de <i>Nocturno de Chile</i>, ese pasillo de una geografía esquizofrénica castigado por la dictadura pinochetista y al que Bolaño se refirió como su Infancia. Y no sólo en Chile, sino en Estados Unidos, los lectores sensibles e inteligentes también han sabido captar el mensaje y la denuncia del escritor chileno: “el espectáculo del terror latinoamericano es parte de <i>nuestra</i>locura, y para bien o para mal es uno de los elementos que hacen la obra de Bolaño tan irresistible aquí”, dice Barbara Epler, primera editora del autor en "yankilandia".