Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

El plan Cerdà

La ciudad reticulada

Barcelona, 1860. "El viajero que acude por primera vez a Barcelona advierte pronto dónde acaba la ciudad antigua y empieza la nueva. De ser sinuosas las calles se vuelven rectas y más anchas; las aceras más holgadas; unos plátanos talludos las sombrean gratamente; las edificaciones son de más porte; no falta quien se aturde, creyendo haber sido transportado a otra ciudad mágicamente. A sabiendas de ello o no, los propios barceloneses cultivan este equívoco: al pasar de un sector a otro parecen cambiar de físico, de actitud y de indumentaria. Esto no fue siempre así, esta transición tiene su explicación, su historia y su leyenda." Eduardo Mendoza. La Ciudad de los Prodigios.

De la mano de Onofre Bouvila conoceremos la historia del Ensanche barcelonés desde la aprobación el 7 de Junio de 1859 del Plan de Reforma y Ensanche de Barcelona de Ildefonso Cerdà, hace 150 años, pasando por la llamada Fiebre de oro en 1870, cuando los inversores vieron que la urbanización de la zona suponía una excelente oportunidad de negocio y los indianos que habían vuelto de las colonias disponían de capital fresco para invertir.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �