Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

Marina Tsvietaieva

Eternamente rebelde

Moscú, 1892 - Elabuga, 1941

Considerada, junto a Boris Pasternak, Anna Ajmátova u Ossip Mandelshtam, una de las figuras más relevantes de la literatura rusa del siglo XX, la rebeldía -vital, pero también poética- de Marina Tsvietaieva puede apreciarse en la edición castellana de Ariadna, la primera pieza de la trilogía clásica que la poeta abordó bajo el título inicial de "La Ira de Afrodita" (luego cambiado por el de "Teseo") y que recientemente ha publicado Ediciones del Oriente y del Mediterráneo.
Instintiva y pasional, su escritura refleja la mujer que fue, una mujer que no renunció nunca a su talento creativo, ni siquiera en las circunstancias más adversas. De hecho, toda su vida estuvo marcada por la desgracia: el exilio (primero en Berlín y luego en Praga y París), la miseria, los horrores del estalinismo, el desprecio, el silencio y, finalmente, la ejecución de su marido (Sergei Yakovlevich Efron, un cadete de la armada rusa, con quien se casó en 1912) y la deportación de su hija la llevaron a quitarse la vida en 1941.
Además de la ya citada Ariadna, algunos de sus mejores poemas pueden encontrarse en las dos antologías que de su obra han publicado en España Visor (Antología 100 poemas) e Hiperión (Antología poética). Por lo que respecta a sus obras en prosa traducidas al español destacan El poeta y el tiempo, El diablo, Natalia Goncharova: retrato de una pintora, Mi Pushkin y el volumen de cartas que escribió a Rainer Maria Rilke y Borís Pasternak, publicado con el título Cartas del verano de 1926.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �