Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

El humor judío

Una idiosincrasia

Si escribir poesía después de Auschwitz era tarea para algunos imposible, el humor judío sería alguna cosa así como tarea temeraria. No porque los judíos no puedan tener humor, sino porque definitivamente el humor judío tiene una constante capacidad autorreferencial, y una genealogía enraizada en la tragedia. Y eso, precisamente, puede hacerlo más hilarante.

Todos tenemos en mente a Woody Allen cuando hablamos del humor judío, pero ciertamente más allà de sus gags, ejemplares en este sentido, una larga tradición literaria avala al humor judío; o una larga tradición humorística comparte espacio con la literatura judía.

De los escritores americanos de origen judío abanderados por Philip Roth, alguna de las novelas del cual están moteadas por este humor, al joven escritor isrealita Etgar Keret, he aquí una muestra de esta idiosincrasia humorística.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �