Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


La Central de Callao

Últimas palabras en la Tierra, de Javier Serena

Presentación a cargo de Ben Clark

Gadir

Viernes 12 de enero de 2018, 19.00h La Central de Callao
Últimas palabras en la Tierra cuenta el final de una historia. También el principio. La historia de un hombre que llamaremos Ricardo Funes, aunque ese no sea su nombre verdadero. Las tres voces que repasan la existencia desesperada de este escritor, pocos años antes de su éxito y de su muerte temprana, nos adentran en las luces y sombras de una vocación imposible de abandonar. Su entrega visceral a la escritura y el ostracismo que sufrió hasta su reconocimiento tardío por parte de la crítica y los lectores hacen de Ricardo Funes un personaje fascinante que trasciende las fronteras entre realidad y ficción para convertirse en una criatura hecha de literatura. El largo encierro al que le sometió para perseguir su objetivo representó para él la oportunidad de protagonizar hazañas iguales a los de los héroes que creaba en sus propios libros, como si en sus manos las palabras cobraran la forma de una espada y el silencio que le rodeó fuera un ejército que doblegar.
 
“Hay novelas que, mediante un uso magistral de la ficción, consiguen decir más de ciertos personajes que una biografía exhaustiva. Últimas palabras en la Tierra es una de esas novelas y su protagonista, al que llamaremos Ricardo Funes, nos conmueve y nos perturba como si de un buen amigo malogrado se tratara.” Ben Clark.
 

Javier Serena (Pamplona, 1982), ha publicado los libros: Las Torres de El Carpio (Diputación de Córdoba, 2008), La estación baldía (Gadir, 2012) y Atila. Un escritor indescifrable (Tropo Editores, 2014). De esta última novela se ha dicho: “Un libro que abre puertas a un tipo de narrativa que es poco o nada usual en nuestro país. (…) Una novela muy estimulante”, Enrique Vila-Matas.. “Ha sabido meterse en camisa de once varas y salir indemne”, Pedro Bosqued, Heraldo de Aragón. . “La habilidad de Javier Serena pasa por trazar un retrato que no chirría que sabe a verdadero, en el que se combinan los pasajes fabulados o recreados con otros verdaderos o verificables”, Eduardo Laporte, El Correo.
 

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �